neregauzak

12/15/2004

El curioso incidente del perro a medianoche

Estaba yo leyendo Chidi, un libro de ci-fi de los buenos, con sus naves espaciales, años 2243, extraterrestres y demás, cuando por una de esas casualidades de la vida tuve noticia de la edición en español de El curioso incidente del perro a medianoche, de Mark Haddon.

El librillo en cuestión tiene su pequeña historia particular. No recuerdo cómo, vamos, que no me acuerdo de qué narices estaba buscando, pero la cuestión es que me bajé una copia en pdf del libro original (en pitinglis) con la mulita. No sé si porque había leido por ahí que era interesante, o porque me lo encontré sin más, o que.

La cuestión es que el libro es del 2003, y la pirmera edición española de septiembre de 2004. Pues enresulta de que la edición que me he comprado yo ¡es la cuarta (de noviembre)! Luego se ve que algo ha vendido.

Y digo que tiene historia, porque en cuanto supe que trataba de un chico que tiene el síndrome de Asperger, enseguidita le pasé una copia al niño matemático, que lo leyó raudo y veloz y se sintió identificado con algunas de las características del niño. Y ahora se está leyendo el libro su ex.

Bueno. Os dejo una cita.

El marido de la señora Peters es un párroco al que todos llaman reverendo Peters, y de vez en cuando viene a nuestra escuela a hablarnos. Yo le pregunté dónde estaba el cielo, y el me contestó:
- No está en nuestro universo. Está en otro sitio completamente distinto. [...]
Le dije que no había nada fuera de nuestro universo y que no existía ningún sitio completamente distinto. Quizá lo haya si uno logra atravesar un agujero negro, pero un agujero negro es lo que se llama una Singularidad, que significa que es imposible saber qué hay al otro lado porque la gravedad de un agujero negro es tan grande, que ni siquiera ondas electromagnéticas como la luz pueden salir de él, y es a través de las ondas electromagnéticas como obtenemos información de lo que está muy lejos. Si el cielo estuviera al otro lado de un agujero negro, a las personas muertas tendrían que lanzarlas al espacio en cohetes para llegar ahí, y no las lanzan, o la gente ya se habría dado cuenta

2 Comments:

At 9:53 p. m., Blogger Juanjo said...

Si os encontrais con este libro no dudeis en tomarlo prestado o comprarlo. Mejor en inglés -The curious incident of the dog in the night-time- por aquello de la versión original; de verdad que se entiende muy facilito. ¡A disfrutarlo!

 
At 5:39 p. m., Anonymous increase semen production said...

Bloggs are such a wonderful way to plublish ones thoughts. Thanks for letting me visit and leave a comment. Love the title, "El curioso incidente del perro a medianoche" Come by my site some time. It's got semen related stuff.

 

Publicar un comentario

<< Home